En esta materia contamos con gran experiencia, tanto en la defensa del concursado y de los acreedores, como en el desempeño del  cargo de Administradores Concursales.

 

En efecto, todos los socios de este despacho somos administradores concursales, con amplia experiencia en el desempeño de nuestras funciones en todo el territorio judicial, dándose las circunstancia de que, al ser este despacho el resultante de tres despachos profesionales distintos, uno especializado en materia laboral, otro especializado en materia fiscal y contable, y el tercero especializado en derecho laboral, y todos ellos con muchos años de experiencia en sus respectivas materias, nos permite abordar cualquier concurso con un alto grado de profesionalidad y de especialización.

 

En concreto, estamos en condiciones de poder ofrecer a nuestros clientes asesoramiento contractual para poder determinar los efectos que puede tener un contrato en un hipotético concurso de acreedores, formalización de garantías a fin de que las mismas no sean reintegrables en un concurso de acreedores, asesoramiento en adquisición y transmisión de empresas y unidades productivas  evitando cualquier tipo de responsabilidad para los administradores de las mismas; asesoramiento pre concursal y refinanciaciones, tratando siempre de evitar el concurso de acreedores, buscando siempre acuerdos con los distintos acreedores o, si el concurso no fuere evitable, tratando de buscar una salida ordenada al mismo, que tienda a conseguir la viabilidad de la empresa y el mantenimiento de los puestos de trabajo, si fuera posible y, en cualquier caso, evitando la responsabilidad de los administradores.

 

Igualmente ofrecemos, representar y defender los intereses de todos los partícipes en con concurso (el concurso, los acreedores y terceros). Nuestras principales actuaciones al respecto son:

 

-Estudio de la situación de la empresa para determinar si realmente está en situación concursal o pre concursal o si, se pueden evitar, el concurso con otras medidas, tales como un expediente de regulación de empleo para adaptar la plantilla a las necesidades de la empresa.

 

-Inicio, en caso de insolvencia actual o inminente,  de un pre concurso de acreedores.     

-Presentación de la solicitud de concursos de acreedores, voluntarios o necesarios.

-Insinuación de créditos y defensa de los mismo para logra la recuperación de las mayores sumas posibles, gestionando la devolución del IVA soportado.

-Presentación y defensa de acciones de reintegración.

-Solicitud de medidas cautelares y oposición a dichas solicitudes.

-Intervención en las piezas de calificación.

-Elaboración de propuestas de convenio, anticipados o no,  y planes de viabilidad.

-Elaboración de planes de liquidación y realización de todas las actuaciones tendentes a la liquidación de sociedades.